- Executive Intelligence Review -
www.larouchepub.com/spanish
Tel:1-703-297-8434

La huelga de masas del pueblo estadounidense
es una gran oportunidad
para liberar a la humanidad del sistema monetario quebrado: LaRouche

22 de agosto de 2009—Durante una reunión privada con miembros de la comunidad diplomática acreditada en Washington, D.C., el pasado 19 de agosto, Lyndon LaRouche planteó de entrada que “nos encontramos en un período de desintegración general del sistema financiero mundial entero”, de aquí a mediados de octubre, a menos que haya un cambio radical pertinente. Lo que va a disparar la desintegración, señalo LaRouche, “es el desplome del dólar estadounidense… El detonador de la carga explosiva está dentro de Estados Unidos, e involucra el efecto de un desplome del valor del dólar en el mercado internacional”.

LaRouche puso de relieve que hay 48 estados en EU formalmente en bancarrota, y hay una deuda pendiente contra el Tesoro de EU y la Reserva Federal, en el orden de los 24 a 25 billones de dólares (sí, millones de millones de dólares), como resultado de los mentados “rescates” a las entidades financieras quebradas. “Un derrumbe de la deuda de esa magnitud, en el dólar estadounidense, haría estallar a toda la economía del mundo, de inmediato, en bancarrota. Eso quiere decir que estamos al borde de una crisis, que va a golpear entre ahora y el 15 o 25 de octubre, siguiendo el año fiscal estadounidense, que termina en septiembre”, explicó LaRouche.

LaRouche es el único economista que, por anos, ha pronosticado la actual desintegración del sistema financiero internacional, como resultado de las desastrosas políticas que se han instrumentado en EU e internacionalmente desde la muerte de Franklin Delano Roosevelt en 1945. Si no regresamos a la orientación del Sistema Americano de economía, LaRouche ha insistido, el mundo terminará en una Nueva Era de Tinieblas aún peor que la del siglo 14.

Al mismo tiempo, durante las últimas semanas, se ha desatado un acontecimiento singular en Estados Unidos, propio de los Estados Unidos en este momento. “Técnicamente”, señaló LaRouche, se le llama “huelga de masas”. En el terreno de los hechos, lo que hay “es una situación en donde la población del país, el núcleo de la población, ¡ya no tiene fe en su gobierno federal! Y no tiene fe en el Congreso, ni en el sistema presidencial, aunque hay algunas personas en el sistema presidencial que serían tratados con respeto. Pero el sistema, el gobierno de Obama, es odiado por la mayoría de la población, y así lo manifiestan en cada cabildo abierto que se realiza o en eventos similares. La población de Estados Unidos, en lo principal, se ha vuelto en contra de las instituciones de gobierno, en un fenómeno que se conoce históricamente como huelga de masas”.

“No se trata de una lucha de clases, es una huelga de masas, donde un pueblo ya no lo controla la confianza en su gobierno. Un pueblo que dice ‘Nosotros, el pueblo, somos el gobierno. Y ustedes, el gobierno, nos tienen que escuchar y tomar nuestras órdenes, en vez de darnos órdenes a nosotros’…”

Como lo indicó LaRouche, “el tema principal” que desató el descontento, “ha sido el tema de la atención médica, la desintegración del sistema de atención médica. Pero ese no es el único tema”, añadió. “Es una situación en que, el patriota estadounidense típico, ve a su gobierno, a su Presidente y al típico miembro del Congreso, con odio. Se ve en esas reuniones que están sucediendo, donde los miembros del Congreso tienen sus cabildos abiertos, u otro tipo de reuniones”.

En efecto, toda la prensa nacional e internacional ha tomado nota de las protestas que han ocurrido desde que se inició el receso del Congreso finales de julio y comenzaron a organizar los cabildos abiertos para tratar de convencer a la población de aprobar la reforma de Obama a la atención médica, que LaRouche identificó desde un principio como “una copia del T-4 de Hitler” para recortar el gasto en la salud, mientras se mantienen los “rescates” financieros billonarios que ahora están a punto de estallar. De hecho, ha sido el movimiento político de LaRouche en EU el que ha encabezado muchas de esas protestas, y ha sido este ejemplo el que se ha tomado como punto de referencia, como se puede ver en las páginas de Internet que se indican al final de este boletín [*].Para enfatizar que la política de atención médica de Obama en esencia es igual a la de Hitler, el movimiento de LaRouche ha difundido un póster con una foto de Obama, con un bigotito tipo Hitler. La imagen de ese póster le ha dado la vuelta al mundo y se ha vuelto emblemática de la huelga de masas que crece en el país.

- Hay una solución: la de LaRouche -

“Hay un remedio para todas las naciones, o cualquier nación: El remedio es la reorganización por bancarrota del sistema mundial”, como la legislación atinente que puso en vigor Franklin Roosevelt en su momento, explicó LaRouche. Se trata de congelar todas esas  obligaciones de papel, “eliminar todo ese papel de desperdicio”, que ahora se aproxima a los $25 billones de dólares, y reorganizar el sistema sobre la base de un sistema crediticio de tipos de cambio fijo, en vez del sistema monetario imperialista. En particular, Rusia, China e India, junto a un gobierno cuerdo en Estados Unidos, sería el grupo iniciador adecuado al que se unirían otros más, para convocar a un Nuevo Bretton Woods a fin de crear ese sistema crediticio internacional.

Esta huelga de masas, destacó LaRouche, “es una gran oportunidad para deshacernos de un sistema que le ha fallado a la humanidad una y otra vez”. Se requiere ahora voluntad política por parte de “algunas agencias influyentes del gobierno, en varias partes del mundo” que tomen conciencia de la situación en que nos encontramos realmente.

“La crisis va a dar la voluntad, si la gente está ahí y los líderes reconocen la situación, y se deciden decir ‘basta ya de posponer este asunto. La humanidad está en peligro’… Por tanto, por el bien de la humanidad, debemos hacer un cambio, y el momento para el cambio es ya”, destacó LaRouche. El factor positivo, es que “el pueblo estadounidense, en su mayoría, se ha levantado, como pueblo; la gente común se ha levantado como un pueblo, y dice ‘¡No creemos en este gobierno! Creemos en nuestra Constitución. Pero ustedes han violado nuestra Constitución. Nosotros somos el pueblo de Estados Unidos, y cuando traicionan nuestra Constitución, la defendemos’. Y ese es el momento en que nos encontramos, concluyó LaRouche.

El próximo martes 8 de septiembre, a la 1:00 pm, hora del Este de EU, LPAC ha organizado una videoconferencia en la que LaRouche abundará en el tema. La videoconferencia se transmitirá por Internet con traducción simultánea al español en el portal http:/espanol.larouchepac.com.

[*] Referencias periodísticas

http://www.boston.com/bostonglobe/editorial_opinion/editorials/articles/2009/08/20/town_halls_barney_frank_unbound/

http://screenshots.assets.huffingtonpost.com/originals/2009/08/11/2009081112-home.jpg

http://www.acorn-online.com/joomla15/index.php?option=com_content&view=article&id=34621:health-care-debate-even-a-hitlerized-obama&catid=46:rfd-local&Itemid=778

http://www.washtimes.com/news/2009/aug/13/inside-the-beltway-31140897/