- Executive Intelligence Review -
www.larouchepub.com/spanish
Tel:1-703-297-8434

"¡Bola de idiotas: deben someter esto a bancarrota!", dice LaRouche

25 de noviembre del 2008— Los enterados en Wall Street saben que el segundo paquete de rescate a Citigroup, de $269 mil millones de dólares del domingo pasado, tenía la intención de ser el primero de una serie que abarcará a la mayoría, si no es que a todos los bancos grandes. Y al fiasco del domingo con el Citigroup le siguió el anuncio de Paulson el martes de un programa de la Reserva Federal por $800 mil millones de dólares más para la compra de documentos chatarra, elevando a más del billón de dólares el total de compromisos de nuevos "salvatajes" en el lapso de apenas tres días, que a su vez eleva el gran total del salvataje en unos $8,500 billones de dólares hasta ahora (más de la mitad del PIB) ¡sólo en los Estados Unidos!

En este contexto, Lyndon LaRouche hizo la siguiente pregunta: "¿Por qué no intentan la bancarrota? Debemos hacer público esto con toda claridad: ¡Bola de idiotas; tienen que someter esto a bancarrota! No cuentan con tanto dinero en el universo que salde esta deuda! ¡Entonces, ¿por qué no lo admiten?! Debemos decir eso; exactamente así. No debemos informar sobre nada de esto ya que hacerlo es ser impotentes frente a ello. Simplemente digan que no existe suficiente dinero en el universo para pagar esta maldita deuda. No pueden hacerlo; y deberían declarar la bancarrota y simplemente eliminar todos estos malditos derivados. Vamos a proteger las firmas que se lleven a la bancarrota, a una reorganización por bancarrota. No contamos con ningún otro curso que no sea someter esta cosa a bancarrota.

"Estamos por lanzar la explosión hiperinflacionaria más grande en la historia moderna", continuó LaRouche, "a menos que paremos esto. Nos encontramos en la víspera de un estallido hiperinflacionario; han estado tratando de ocultar esta cosa hiperinflacionaria con diversos trucos hasta el momento. ¡Que ya no funcionan! De manera que tienen que someter esta cosa a una bancarrota! ¡Someterla a una bancarrota de inmediato! Ése debe ser el principal titular de todo. No hay nada que hacer con esta cosa que no sea someterla a la bancarrota. ¡Paulson, deja de ser un practicante de la religión de la ciencia cristiana! ¡Tómate tu medicina! ¡Deja de ser un practicante de la ciencia cristiana toda tu vida; tómate tu medicina!

"No se trata sólo de los Estados Unidos", agregó Larouche. "Esto es internacional. Como yo he advertido, esto se dirige ahora a una etapa hiperinflacionaria. Y si no quieren que vuele en pedazos el sistema mundial, van a tener que someter esta maldita cosa a la bancarrota de inmediato! Van a tener que someter los bancos legales bajo la protección de bancarrota inmediata! Ninguna protección de los derivados, ¡ninguna! Pero los bancos que puedan someter normalmente a una bancarrota como resultado de eso, quedan bajo la protección de bancarrota, y se suspenden los pagos de los derivados.

"Lo que produce eso es un momento decisivo", recalcó. "Si no lo hacen, perderán el país! ¿Lo harán? ¡Eso es todo!

Miren, bola de idiotas, ¡ustedes no saben nada! Este acá es el que sabe de lo que habla; ustedes, bola de idiotas, nunca han sabido de lo que hablan. Ahora, esto es lo que van a hacer si es que les queda algo de cerebro! "Y Paulson", dijo LaRouche, "no me importa si es o no un practicante de la ciencia cristiana; ¡va a tener que tomarse su medicina! ¡La bancarrota!

"Puede que a Bush no le guste", continuó, "¡pero eso es lo que tienen que hacer ustedes! Y, si no les gusta el resultado, ¡que pague Bush! El mismo gobierno de Bush está procediento totalmente con la línea británica. Y no permitan que ese impotente se cague en tu economía!

"Lo principal es que mi declaración simplemente debe dominar todo", dijo LaRouche a sus asociados. "No lo contaminen viniendo con otras discusiones y explicaciones, que es el error más común. En este caso, simplemente digan, como he estado advirtiendo, que se está desatando la hiperinflación. Que se está desatando con esto del Citibank, y que ya llegó la hora de parar toda esta porquería. La política debe ser someter al Citibank y los otros bancos, bajo la protección de bancarrota sus funciones de banca normal, lo que significa congelar todos las obligaciones basados en las inversiones especulativas llamados derivados. ¡Nada de rescates para los derivados! ¡Congélenlos! Sometan todo eso a una bancarrota y proporcionen la protección a las funciones regulares de los bancos. Luego, bola de idiotas, no tendrán que pagar todo ese dinero! ¡No tendrán que poner un centavo en salvatajes! Simplemente sometan la cosa bajo la protección de bancarrota como les he dicho siempre, ¡bola de idiotas!

"Ahora bien, bola de idiotas, hagan lo que yo les dije!", concluyó LaRouche. "Lo hicieron a su manera, y eso fue un error, y ya es un caso perdido!