- Executive Intelligence Review -
www.larouchepub.com/spanish
Tel:1-703-297-8434

Hay un 'plan B', dice LaRouche

27 de septiembre de 2008 (LPAC)—En medio del caos, el terror y la histeria que imperan en los mercados y las economías del mundo, el Comité de Acción Política Lyndon LaRouche (LPAC) emitió hoy un comunicado de prensa que puede restaurar la confianza y el orden internacionales, siempre que no caiga en oídos sordos... A continuación reproducimos, íntegro, el comunicado de LPAC.

Lyndon LaRouche reiteró hoy que el plan billonario de rescate —con dinero de los contribuyentes estadounidenses— que pregonan el secretario del Tesoro Hank Paulson, el representante Barney Frank, el senador Chris Dodd y demás está condenado al fracaso. "Si aprueban el rescate, eso no resolverá nada; desatará una hiperinflación a la Weinar inmediata, echará abajo al sistema bancario entero y, contrario a las fantasías de[l primer ministro del Reino Unido] Gordon Brown, no salvará al irremediablemente quebrado sistema bancario británico".

Pero LaRouche añadió: "No obstante, como muchos en Washington y Wall Street saben perfectamente bien, hay un plan B. El plan B son mis tres pasos para una solución, que empiezan con una reorganización por bancarrota, en vez de un rescate hiperinflacionario. Primero, aprueben mi ley de Protección a los Bancos y Propietarios de Vivienda (HBPA). Ésta es una propuesta viable que ha estado ahí desde septiembre de 2007, y cualquier persona seria que la haya estudiado sabe que funcionará. Si el Congreso hubiera mostrado las agallas para aprobar mi propuesta de ley en 2007, esta crisis se hubiera evitado y ya estaríamos camino a establecer un nuevo orden financiero internacional viable.

"Segundo, el Congreso, en coordinación con la Reserva Federal, tiene que establecer un sistema de crédito de dos niveles. La Reserva Federal tiene que que elevar las tasas de interés de corto plazo a 4% de inmediato, para dar una señal clara de que el Gobierno estadounidense respalda un dólar fuerte. Al mismo tiempo, el Congreso, haciendo uso de su autoridad constitucional, tiene que emitir billones de dólares en crédito a bajo interés para obras de infraestructura escogidas, en el interés vital de la nación. Necesitamos ferrocarriles de alta velocidad y maglev [de levitación magnética], energía nuclear, gestión de aguas, hospitales nuevos, reparar nuestros puentes y carreteras. Esta clase de obras debe financiarse con un presupuesto de capital, autorizado por el Congreso, al 1 o 2% de interés".

"Y, al mismo tiempo, Estados Unidos, Rusia, China e India deben tomar la iniciativa de convocar a una conferencia para establecer un nuevo sistema financiero internacional que se funde en los tipos de cambio fijos, en la dirección conceptual de lo que hizo Franklin Delano Roosevelt en 1944 con el sistema original de Bretton Woods. Podemos, y debemos someter al quebrado sistema financiero internacional actual a un proceso de reorganización por bancarrota, y emprender, a escala mundial, lo que he propuesto con la inversión nacional de capital en obras de infraestructura a gran escala", dijo.

LaRouche también indicó que funcionarios italianos de renombre han expresado su apoyo a la idea de convocar a semejante conferencia por un Nuevo Bretton Woods, y que dirigentes rusos, entre ellos el presidente Dimitri Medvedev y el primer ministro Vladimir Putin, han manifestado un apoyo parecido, en especial si EU se pone a la cabeza.

"De modo que nadie", concluyó LaRouche, "puede alegar de buena fe que el actual plan de rescate que pusieron sobre el tapete Paulson, Frank y Dodd es la única alternativa. No lo es. Es la alternativa de una edad oscura para la civilización. Mi plan B está a mano, y puede y debe instrumentarse ahora, esta semana".