Executive Intelligence Review (www.larouchepub.com/spanish)
Boletín de prensa. De circulación inmediata
Para mayor información llame a:
Gretchen Small (703) 777-9451, ext. 272

Conferencia internacional conjunta del Instituto Schiller y la Junta Internacional de Comités Laborales.
Invitación:

UN NUEVO PROGRAMA PARA EL MUNDO:
¡PAREMOS EL GENOCIDIO!

El 12 de enero, en un seminario de "EIR" con dignatarios de Eurasia que tuvo lugar en Berlín, Alemania, el destacado estadista demócrata estadounidense Lyndon LaRouche calificó el período próximo inmediato de una "oportunidad revolucionaria" para cambiar de manera decisiva la situación mundial, hacia un nuevo sistema monetario mundial justo apartado del precipicio de una inminente nueva Era de Tinieblas. El proceso de discusión que empezó en Berlín continuará el 19 y 20 de febrero en la conferencia internacional que el movimiento de LaRouche organizará en los Estados Unidos, y que habrá de realizarse de forma simultánea en dos localidades de las costas este y oeste del país: cerca de Washington, D.C., y en Los Ángeles, California, respectivamente.

El Instituto Schiller y la Junta Internacional de Comités Laborales invitan cordialmente a toda la ciudadanía y a distinguidos diplomáticos en los Estados Unidos a participar. Las ponencias de la conferencia contarán con la destacada participación de jóvenes de entre 18 y 25 años de edad, en un reflejo del rápido crecimiento del Movimiento de Juventudes Larouchistas (MJL). Para quienes no puedan participar en persona, la conferencia será transmitida en vivo por internet, con interpretación simultánea al español, en el sitio electrónico www.larouchepub.com/spanish, a partir de las 2 p.m. (hora del este de los Estados Unidos).

En su discurso inaugural en el seminario de Berlín, LaRouche destacó que la solución a la crisis económica, financiera y estratégica mundial tiene que venir de los Estados Unidos, a pesar de que ahora reine la locura en el Gobierno de George W. Bush. El regreso de los Estados Unidos a su norma constitucional, constituye el único valladar potencial a la política de caos y genocidio global establecida en los Estados Unidos después de la muerte de Franklin D. Roosevelt, y que sentó sus reales al adoptarse la política NSSM-200 de Henry Kissinger en los 1970.

En cuanto el Gobierno de Bush devenga un cero a la izquierda, tienen que tomarse medidas hacia la creación de nuevos acuerdos de largo plazo entre las naciones soberanas, para garantizar el acceso equitativo y justo a los recursos de materias primas existentes, así como también al desarrollo de nuevas categorías de recursos. Estos nuevos acuerdos mundiales tienen que seguir el espíritu de un nuevo Tratado de Westfalia, dijo LaRouche, que fue el tratado que puso fin al período de guerras religiosas en Europa, instaurando los principios del Estado nacional y de que cada nación debe procurar la "ventaja del prójimo". Hacer esto, significa librar al mundo de las autoridades financieras mundiales que ahora dominan a todos los gobiernos, e instalar el sistema de LaRouche de un Nuevo Bretton Woods entre los Estados Unidos y los Estados de Eurasia.

En estos momentos, dijo LaRouche, la crisis mundial define un momento de discontinuidad, que también es una oportunidad revolucionaria, la oportunidad específica de reafirmar la Constitución de los Estados Unidos contra el virtual golpe fascista del Gobierno de Bush. LaRouche lo planteó como sigue:

"En estos momentos, en las semanas inmediatas que nos esperan, estamos parados al borde de una discontinuidad. Y la discontinuidad habrá de decidirse; pudo haberse decidido la semana pasada. Cuando la gente se puso de pie en el Congreso y dijo, 'no apoyamos la ratificación de la votación por Bush en Ohio', eso fue un punto de inflexión en la política de los Estados Unidos. Ahora bien, la lucha será en torno a dos cosas: el asunto de Gonzáles, la cuestión de Abu Ghraib; eso es importante, aunque no decisivo. La cuestión del Seguro Social es decisiva. Si perdemos en la cuestión del Seguro Social, si eso pasa, entonces habremos perdido. Y si perdemos, el mundo va a una Era de Tinieblas.

"Si ganamos en el asunto del Seguro Social, entonces Bush es un 'figurón'. Y el gobierno recaerá de nuevo en las manos del Congreso, mediante una combinación de demócratas y republicanos. En esas condiciones, tenemos una oportunidad".

Favor de registrarse con anticipación. Para mayor información, llama a EIR al 1-703-297-8434, o entra a www.larouchepub.com/spanish o a la página del Instituto Schiller, en www.schillerinstitute.com.

<<Página Anterior